fbpx

¿Qué es el neuromarketing?

Published by Tu content manager on

neuromarketing y emociones

El cerebro es fascinante ¿no crees? Por eso es que se ha estudiado de cerca y la ciencia le ha encontrado conexiones fantásticas con lo que sentimos, recordamos y hacemos. Como comunicadora, me ha encantado descubrir que lo que los científicos han aportado, puede servirnos para entregar nuestro mensaje con mayor efectividad al cliente y ayudarlo a decidir.

Neurociencia

Thomas Zoëga Ramsøy, es un neuropsicólogo, fundador de la empresa Neuronsinc y nos dice que las ciencias del cerebro pueden ser muy amplias. En marketing no usaríamos el término neurología, porque hablaríamos de problemas o condiciones médicas, como alguien con un daño cerebral. Igualmente la neurociencia es tan amplia como analizar un par de células, ratas, monos o humanos, por eso es que para cuando queremos entender el neuromarketing, tomamos solo una parte de la neurociencia.

El cerebro emocional: neurociencia afectiva

La neurociencia afectiva estudia las emociones de nuestro cerebro. Las emociones son respuestas a estímulos y pueden analizarse los gestos, las posturas corporales o músculares, la activación del sistema nervioso y las hormonas que se producen. La amigdala es quien controla y produce estas emociones, que incluso las aprendemos y se quedan almacenadas, por eso un olor particular te hace sentir algo que ya habías sentido antes.

El cerebro intelectual: neurociencia cognitiva

La neurociencia cognitiva se refiere a cómo desarrollamos el conocimiento. Aquí intervienen varias vertientes: desde el desarollo histórico y biológico del cerebro, así como el entorno donde se desarrollan las personas, el contexto y los impulsos que permiten la creación de conexiones y aprendizaje.

¿Cómo saben lo que pasa en nuestro cerebro?

La medición neurocientífica abarca diferentes técnicas como proyecciones de imagen de resonancia magnética funcional (fMRI), imágenes por tensor de difusión, tomógrafías que se miden por modelos computacionales, análisis del comportamiento o tests de psicología; incluso se analizan estudios de pacientes con lesiones cerebrales. No entraré a muchos detalles técnicos ahora, pero es importante hablar de esta parte que se vuelve fundamental, porque seguro te has dado cuenta que la combinación de tus emociones y tu razonamiento te hacen responder de cierta forma ante diferentes situaciones. A veces unas ganan más que las otras y esos botones son los que quieres activar para poder persuadir a tus clientes.

Neuromarketing y neurociencia

Ramsøy ha definido el neuromarketing como el uso comercial que se le da a las tecnologías de la neurociencia y sus descubrimientos para impulsar los negocios.

La neurociencia del consumidor representa un campo multidisciplinario que une las ciencias económicas, la psicología y la neurociencia. Digamos que es la forma académica de estudiar el comportamiento de los consumidores para fines de mercadotecnia. Y ese conocimiento académico es lo que permite que podamos hacer uso de ciertas respuestas cerebrales que nos permiten acercarnos más a lo que el consumidor desea.

¿Para qué sirve el neuromárketing?

Christophe Morin y Patrick Renvoise, fundadores de SalesBrain, crearon un mapa que ayuda a poder ubicarte mejor con este tema. En su libro Persuasion Code: How Neuromarketing can help you Persuade Anyone, Anywhere, Anytime”, te aseguran que entendiendo las bases, puedes persuadir a quien sea cuando quieras.

El neuromarketing se ha convertido en un aliado para muchas empresas, porque los estudios de mercado ya no son suficientes. Puedes preguntar a los posibles clientes lo que sintieron después de pasarles los anuncios y te dirán lo que creen, pero resulta que el cerebro hace de las suyas a niveles que desconocemos.

Al ver los circuitos cerebrales y conocer lo que pasa en el subconsciente y preconsciente cuando una persona es expuesta a un estímulo de marketing, da una pauta más clara sobre cómo armar tus mensajes. Ver el cerebro de una persona es más fácil que preguntarle lo qué sintió, porque en su reporte va a omitir detalles importantes.

“Los métodos del neuromarketing están diseñados para conocer si un mensaje logró la atención consciente o inconsciente, automática o intencional, lo cual hace una enorme diferencia en tu habilidad de crear mensajes exitosos”

Christoph Morin

Usar neuromarketing en tu negocio

Quizás para hacerlo perfecto, tendrías que contratar a una de las empresas que miden los estímulos probando tus mensajes o viendo sus reacciones ante tus productos o servicios.

Imagina que quieres saber qué punto de tu web llama la atención del cliente. Para eso puedes contratar los servicios de agencias que usan la tecnología de las neurociencias para ver a dónde se dirigen sus ojos y por cuanto tiempo se quedan ahí. Además medirían qué partes del cerebro se activan al ver las imágenes o textos que sugieres.

Pero podría ser costoso además sería bueno tener personas que sepan manejar las máquinas lectoras, y que tengas asesoría científica pero en palabras que puedas entender. Hay agencias que tienen servicios de neuromarketing y de ahí debemos recordar que nada nos garantiza el éxito inmediato. El principio de medición y ajuste que usamos en cualquier estrategia, sigue siendo ley aun en estos casos.

En mi contenido te daré algunas ideas para entender el neuromarketing. Los descubrimientos de autores expertos en el tema nos pueden dar pautas para mejorar en gran medida nuestra comunicación. Por ejemplo, el primer paso es llamar la atención y tengo un post de ello ya listo para ti.

En resumen

El neuromarketing usa la neurociencia y los estudios del consumidor para poder impulsar los negocios a hacer mejores mensajes.

La neurociencia puede ser muy amplia, por eso es bueno concentrarse solo en los aspectos de lo emocional (neurociencia afectiva) y la parte intelectual (neurociencia cognitiva).

¿Ya habías escuchado sobre el neuromarketing? ¿Qué te gustaría saber sobre él?


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *